Mediambiente

Hay muchas consideraciones para reducir el impacto ambiental de este proyecto.

 

Gasto eléctrico

"Sintonizador Fronterizo" permite a las personas controlar los reflectores, de 126kW de potencia total. Si bien 126kW es un consumo eléctrico muy sustancial, en perspectiva, las 11 noches que durará el proyecto representan el gasto eléctrico de un solo juego de futbol. El proyecto tiene un plan de compensación de carbono con Nature Conservancy, para reducir su huella de carbono a cero.

 

Contaminación por luz

Las luces están enfocadas para que toda la potencia se concentre en haces estrechos que nunca apunten hacia edificios vecinos, rutas de vuelo o áreas ecológicas delicadas. La contaminación lumínica lateral generada por los haces es mucho más reducida que cualquier luz pública, publicidad o logotipo corporativo que se encuentre en cualquiera de los edificios de la región. A diferencia de los láseres que concentran la luz en un haz perfectamente paralelo, nuestras luces divergen con la distancia y pierden intensidad al cuadrado de la distancia de su objetivo.

 

Nuestro equipo de técnicos, topógrafos, funcionarios e ingenieros civiles ha medido la posición y orientación exacta de cada reflector y construido modelos 3D precisos de los edificios circundantes. Nuestro sistema de control está programado para evitar que los reflectores apunten hacia estos edificios.

 

Contaminación acústica

El proyecto es menos ruidoso que cualquier concierto o fiesta pública. Durante el contenido programado, que comienza a las 6:30 p.m. todas las noches, el volumen del sonido será más alto que una vez que los micrófonos estén abiertos al público en general y sólo se usen altavoces pequeños, audibles sólo cerca de los micrófonos.

 

Migración de aves

El proyecto se ha desarrollado en consulta con ornitólogos y organizaciones asociadas en un esfuerzo colaborativo para minimizar y mitigar cualquier efecto del proyecto en las aves migratorias. Las consideraciones son las siguientes:

 

El proyecto incorpora apagones automáticos y periódicos, durante el espectáculo para disminuir la posibilidad de que las aves queden atrapadas.

 

Por diseño, las luces nunca están fijas en una posición, lo que disminuye las situaciones en las que las aves puedan quedar atrapadas. Por otro lado, las luces se mueven lentamente para no asustar a los pájaros.

 

Los haces se mantienen alejados de los edificios altos en un esfuerzo por evitar atraer a las aves hacia estructuras físicas reales en las que puedan chocar.

 

La intensidad de los haces se modula constantemente de acuerdo con el análisis de voz en vivo. Esto significa que la producción luminosa promedio total del proyecto es considerablemente menor que todos los proyectos de reflectores Lozano-Hemmer anteriores.

 

Los reflectores tienen un filtro de vidrio de corte ultravioleta intenso, ya que las aves pueden ver la luz ultravioleta, pues el Dr. J. Alan Clark, profesor del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de Fordham, realizó un estudio científico independiente de las luces del proyecto https://www.brownpapertickets.com/event/2529339

 

Exposiciones anteriores de proyectos similares de Lozano-Hemmer con reflectores interactivos se han realizado con éxito en muchas ciudades de todo el mundo. En la pequeña ciudad japonesa de Yamaguchi, su obra "Amodal Suspension" coexistió con el santuario de aves que se encontraba en la colina vecina y que permaneció completamente intacto. En la ciudad de Toronto, para su trabajo "Pulse Front", los reflectores estaban a 250 m del aeropuerto de la ciudad por un lado y a 100 m de las torres residenciales por el otro. Para "Vectorial Elevation" en las Olimpiadas de Vancouver, el proyecto se ubicó con éxito durante seis semanas en English Bay, un área ecológicamente delicada que alberga águilas calvas, pájaros carpinteros, garzas, arrendajos, águilas pescadoras, tangaras, pinzones y otras especies.

 

Enlace a formas en que se puede ayudar a las aves durante su migración de otoño: https://www.audubon.org/conservation/bird-friendly-communities

 

Cielos oscuros

Lozano-Hemmer escribe:

 

"Como un aficionado a la astronomía, que ha trabajado con la NASA en dos proyectos, y lo más importante, como alguien humillado e inspirado por la majestuosidad de un cielo estrellado, para mí la contaminación lumínica es un problema grave y soy consciente de las molestias que el proyecto causará.

 

Sin embargo, este proyecto está diseñado para ser una instalación efímera en un entorno urbano: estará en El Paso sólo por 11 noches. Hemos estado negociando para que la ciudad apague la iluminación de sodio en las calles para disminuir nuestro impacto neto. Para su registro, sólo abogo por el uso de reflectores si el proyecto es de corta duración, si se lleva a cabo en un centro urbano donde ya exista una contaminación lumínica sustancial, por ejemplo, cerca de un estadio, si se lleva a cabo una amplia consulta con expertos en vida silvestre y si es asociado a un evento especial público y abierto.

 

Creo que la mayor contribución para lograr cielos oscuros será cabildear por el cambio de accesorios de iluminación permanentes, anuncios, instalaciones de ‘arquitenimiento’ y pantallas urbanas, no proyectos a corto plazo. Me gusta pensar que mi trabajo está dentro de la larga tradición del ‘Sky Art’ (por ejemplo, Otto Piene, Roger Malina, Rockne Krebs, etc.), que busca dirigir la atención al cielo y al espacio para hacer preguntas sobre nuestro propio lugar en el mundo. En ese sentido, mi anterior proyecto de reflector interactivo ‘Amodal Suspension’ fue inaugurado por un mensaje en vivo proveniente de la Estación Espacial Internacional, del astronauta Pedro Duque y desde la Tierra por el astronauta Mamoru Mohri.

 

Durante 11 noches, mi pieza iluminará el cielo oscuro de El Paso, aunque un paseo por la ciudad por la noche confirmará que desafortunadamente éste ya está muy reducido, pero espero que el proyecto brinde a millones de personas algo hermoso para mirar, haciendo visibles las voces de varias comunidades, activando vecindarios que necesitan más peatones por la noche para fomentar la comunidad, la seguridad y la participación".

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

© Rafael Lozano-Hemmer 2019. Organizado por el Rubin Center en UTEP, El Paso Community Foundation y la Fundación Comunitaria de la Frontera Norte. Apoyado por Mellon Foundation, Arte Abierto, Bloomberg Philanthropies, VIA Art Fund y Novamex. Lea nuestro aviso legal.